Informes Periciales

En muchas ocasiones se hace necesaria la presencia de un perito judicial; pues bien, ahí es donde podemos ofrecer servicios especializados.

El perito judicial debe ser sobre todo imparcial, ver las cosas desde un ángulo objetivo que no esté condicionado por prejuicios o intereses de parte. Además tiene que contar con la capacidad de actuar de forma independiente, sin presiones, con el fin de determinar de forma clara e inequívoca que lo que ha determinado se sujeta solo a esos principios de imparcialidad.

Evidentemente, para conseguir el mejor resultado se necesita un método de trabajo. Uno que garantice la fiabilidad de los informes. Por ello, a un perito se le pide que sea organizado y sumamente concienzudo en cada actuación.